Sin duda soy la peor fotógrafa del mundo. Pero a pesar de todo subo estas fotos aplicando la máxima de que las cosas bonitas lo son se miren como se miren y se vean como se vean, en este caso se ven fatal. A mi favor diré que mi teléfono tampoco ayuda…

Muchas veces me preguntan si esto o aquello quedará bien o pegará con esto otro… Yo siempre contesto lo mismo; Las cosas bonitas siempre encajan con cualquier cosa, mucho más con otras que también lo son  : )

Y qué es bonito… eso es personal, dicen que para gustos … pero hay algo que no falla como criterio a la hora de elegir; aquello que te enamora, te inspira o simplemente te hace feliz tener o contemplar es lo que debes poner en tu casa, al margen de precios o modas.

Comprar determinada pieza puede ser irresistible e incluso permanecer en nuestra memoria el recuerdo de cuándo o dónde la encontramos y cómo nos hicimos con ella temerosos de que otro viera el mismo tesoro y nos la pisara. Quien no ha sentido esto alguna vez??? Puede que sea frívolo decirlo pero verdad que es una sensación genial??

Tocaba trabajar buscando piezas para un proyecto, pero entre tanto mueble, espejos, sedas antiguas y lámparas maravillosas, he tenido esa sensación con unas preciosas pulseras art decó que me han costado 15 euros !!! Pura hojalata pero tan bonitas…

Jueves ya…y tanto por hacer.